Medios

“La elección de Rita Sagato para abrir la Feria del Libro no ayuda a cerrar la grieta” por Silvia Plager

28 de marzo de 2019

“¿Hemos de renunciar a las diversiones, a las ternuras, a las frivolidades de la amistad porque amamos lo verdadero?”, preguntó Virginia Woolf en uno de sus textos. Presumo que lo verdadero es diverso y que cada persona lee esa interrogativa desde su íntima ambigüedad. En “Un cuarto propio”, la autora inglesa ofrece una bella pieza literaria que también se puede interpretar como una demanda por la falta de espacio concedido a las mujeres.

Entre tantas otras escritoras, Woolf supo transmitir a través de sus obras y sin mensaje panfletario que en una sociedad justa hombres y mujeres deben gozar de iguales derechos.

No cito más poetas y narradoras porque me alejaría un poco, no demasiado, de las sufragistas, científicas, amas de casa, obreras, artistas, que fueron y son “actores sociales” del cambio. Esos “actores sociales” —lenguaje instrumental que no solemos usar cotidianamente— me dan la oportunidad de presentarles a Rita Segato, antropóloga argentina cuyas investigaciones están orientadas a las cuestiones de género en los pueblos indígenas y comunidades latinoamericanas, y cuyo nombre circula entre expertos en la materia y replicadores de éxitos en los medios de comunicación.

Para Rita Segato, la violencia de género es un “femigenocidio”, ya que alcanza un grado de lesa humanidad que no prescribe. Sin rebatir el término acuñado por la intelectual, destaco que la misma persona opina que los crímenes sexuales deben considerarse crímenes del poder y de la dominación. Posición, según declaraciones de Segato, que le ha traído problemas con las feministas.”

Para leer la nota completa de Silvia Plager, hacé clic aquí.