Lecturas

“El curioso terraplanismo de la progresía setentista” por la Dra. Diana Cohen Agrest

28 de diciembre de 2019

La sola invocación de las garantías constitucionales resuena como una suerte de mantra ante el que solo cabe el silencio. Pero se olvida que las garantías son resguardos, protecciones o defensas que preservan el orden de justicia, cuyo beneficiario es ante todo la comunidad y sus miembros, incluidos quienes violaron la ley. Pero no sólo ellos.

Todo hacía pensar que el nuevo gobierno profundizaría la ampliación de derechos y garantías constitucionales ganados en la administración anterior. Uno de los avances legislativos -sancionada por unanimidad en julio de 2017- fue la ley 27. 372, conocida como “Ley de Víctimas”, en virtud de la cual las personas víctimas de delitos gozan del derecho a participar en todas las dimensiones del Sistema Penal, el cual comprende la acción sistémica de las fuerzas de seguridad, jueces, ministerio público fiscal y de la defensa, auxiliares de la justicia (abogados, peritos, etc.) y el servicio penitenciario.”

Para continuar leyendo, haga clic aquí.